SOPORTE ONLINE

BLOG

atic

La Empresa y el Reto del Trabajo en Remoto

La reciente crisis desencadenada por la pandemia COVID-19 ha colocado en un primer plano el trabajo a distancia, bien sea teletrabajo, bien sea trabajo en remoto.

Conviene distinguir y diferenciar las figuras de, por un lado, el teletrabajo, y por otro, el trabajo en remoto.

El teletrabajo consiste en trabajar a distancia, desde cualquier lugar que no sea la oficina o lugar habitual de trabajo.

Trabajar en remoto se refiere a trabajar en línea, online o de manera virtual. Significa trabajar en sesión virtual mediante un acceso remoto, habilitando una sesión de usuario centralizada en un entorno tecnológico consolidado como puede ser un entorno VDI, o bien mediante accesos a una red privada virtual (VPN).

Trabajar a distancia y trabajar a través de un acceso remoto son modalidades de trabajo indudablemente relacionadas pero que se refieren a aspectos distintos.

Trabajar a distancia o en modalidad de teletrabajo supone trabajar fuera de la oficina; única y exclusivamente se refiere al emplazamiento físico del empleado o colaborador.

Sin embargo, trabajar en remoto no implica necesariamente trabajar fuera de la oficina, sino que se trata de un concepto que se despliega en una estructura de sesiones de usuarios y terminales que permite a cada uno de los perfiles de usuario el acceso a aplicaciones, datos y recursos del sistema.

En síntesis, se puede trabajar en remoto de manera presencial en la oficina de la empresa, y se puede teletrabajar desde un entorno local aislado, al margen de la infraestructura tecnológica de la empresa.

En ATIC apostamos por el trabajo en remoto como una respuesta adecuada a las exigencias que de forma paulatina nos conducen al trabajo en el entorno doméstico, alejados de los centros de trabajo tradicionalmente ubicados en oficinas corporativas.

Ventajas de trabajar en remoto

  1. Centralización y consolidación de sistemas
  2. Reducción de consumo, costes de equipamiento y hardware
  3. Mayor seguridad y protección del entorno de Tecnologías de la Información (TI)
  4. Mayor agilidad de despliegue de nuevos usuarios y apps
  5. Mejor gestión y control de usuarios y perfiles de usuario. 

Exigencias del trabajo en remoto

  • Necesidad de infraestructura física de consolidación
  • Implantación de entornos tecnológicos avanzados
  • Necesidad de virtualizar recursos y asegurar terminales

Cada vez es mayor el número de empresas del sector privado como de entidades del sector público que optan por ofrecer o implementar el trabajo en remoto con el objetivo de flexibilizar puestos de trabajo y hacer más seguro y ágil su entorno tecnológico. 

La implantación de entornos tecnológicos de trabajo en remoto que dispongan de acceso seguro es ideal para hacer posible el trabajo a distancia de una forma cómoda y segura, con apoyo en datos en continua generación y modificación en la actividad diaria de los trabajadores a distancia.

Con independencia de hacer real la posibilidad de trabajo en remoto, la prioridad de todo negocio debiera ser consolidar, centralizar y virtualizar los recursos de su infraestructura tecnológica con objeto de facilitar su efectividad global.

Os animamos a contactar con nosotros para diagnosticar vuestras necesidades en el ámbito de implantación y despliegue de entornos de trabajo en remoto.

Os esperamos.



By: Atic Consultoría Informática | Publicado 21-08-2020 | Atic